La tumba de los Champignac

Spirou y Fantasio al volante de su potente Turbot acuden raudos al castillo de Champignac, alertados por una llamada del Conde, pero nadie hubiera sido capaz de alertarlos de lo que se encontrarían al llegar, el castillo está prácticamente en ruinas y su propietario cubierto por vendas. Sin embargo, a pesar de la llamada, al Conde no le ha sucedido nada y la destrucción es una consecuencia de uno de sus múltiples experimentos, nada sin importancia, lo que realmente importa es lo que ha dejado al micólogo absolutamente sorprendido... Ha encontrado una esfinge que ha sobrevivido durante siglos en una cripta oculta del castillo, obra de uno de sus antepasados, Côme.
Al mismo tiempo, y sin que nuestros héroes lo sepan, la intrépida Seccotine ha ido en busca de la ayuda del Conde para completar su último reportaje, la búsqueda del cuerpo de la princesa del hielo, en Nepal. Sin saber exactamente cómo, Spirou y Fantasio verán como ambas historias se cruzan y, como siempre, ellos están en medio.


Escrito por el prolífico autor Yann y dibujado por Fabrice Tarrin, La tumba de los Champignac nos presenta una auténtica aventura al más puro estilo de Tintín y el tesoro de Rackham el Rojo, en el que no hay villanos, pero si un gran secreto por descubrir. Además, los pinceles de Tarrin recuperan un trazo que se encuentra en un punto medio entre  lo mejor de Franquin y lo mejor de Janry, que nos hace recordar algunas de las mejores etapas de la serie principal de Spirou.