Zantafio


A pesar de que muchos creen que Zorglub es el gran malvado de la serie de Spirou y Fantasio, la realidad es que el auténtico villano y archienemigo de la pareja de reporteros es el primo de Fantasio, Zantafio. Presentado en Spirou y los herederos, en los que ya muestra cierta maldad a pesar de que se redime en las últimas páginas, pero será a partir de las siguientes apariciones cuando se convertirá en un auténtico dolor de cabeza para Spirou y Fantasio.


De aspecto muy similar a Fantasio, pero moreno y con una barba apropiada a la moda de la aventura, Zantafio es un hombre elegante que va mejorando sus planes a mesura que va fracasando, incluso llegando a convertirse en dictador de Palombia o un viejo noble ruso en Moscú, todo ello para conseguir el máximo beneficio para sus bolsillos.
Zantafio es uno de los personajes más recurrentes de la serie, con nueve apariciones tan solo es superado por Zorglub, aunque algunas de las apariciones de este son meramente testimoniales. Incluso en el breve relato de La infancia de Spirou, tiene una aparición estelar como gamberro de la clase. Desde que Franquin lo presentó en Spirou y los herederos, este lo utilizó tres veces más —El dictador y el champiñónLa máscara y El retorno de Z—, Fournier en dos —El fabricante de oro y Tora Torapa—, Tome y Janry en dos —La infancia de Spirou y Spirou y Fantasio en Moscú—, y Morvan y Munuera en una —El hombre que no quería morir—, y seguro que regresará, ya que es lo que tiene Zantafio que, como diría Fantasio, «la mala hierba nunca muere».