Tome

Nacido en Bruselas el 24 de febrero de 1957, Philippe Vandevelde, Tome, amó los cómics antes de saber leer, con cinco años fue operado de los ojos y descubrió El cetro de Ottokar de Hergé y Les Extraordinaires Aventures de Corentin Feldoë.
Sus primeros pasos en el cómic fueron en el fanzine Buck dibujado por Thierry Groensteen. Para renovar las emociones de cuando era pequeño, abandona los estudios de cine de animación, de comunicación gráfica y de periodismo para consagrarse a su hobby. Se convertirá en ayudante de Dupa, Turk y De Groot, donde realizó un buen aprendizaje, y donde conocerá a su futuro e inseparable colega, Janry, con el que realizaba las páginas de juegos de la revista Spirou.
Tras algunas peripecias, la serie de Spirou y Fantasio les he es confiada en 1981, y seis años más tarde crean a El Pequeño Spirou. Es ahora cuando Tome empieza abandonar gradualmente el dibujo para centrarse enteramente en los guiones.
Para Warnant, después de Gazzoti, el dibujará Soda, un policia de Nueva York. Con Darasse retomará la escritura de gags en Gang Mazda, que el dibujante empezó con Bernard Hislaire.


En 1991 realizará un relato muy negro, Sur la route de Selma, dibujado por Philippe Berthet, para la prestigiosa colección «Aire Libre», algo que también demostrará años más tarde con una trilogía dramática, Berceuse assassine. El propio Spirou sufrirá un cambio hacia el realismo y el drama en la Machine qui rêve, un auténtico thriller, cuya rompedora concepción se verá aumentada con los dibujos más realistas de Janry.
Llegando a escribir cuatro guiones a la vez, Tome prefiere escribir en los talleres junto a los autores con los que colabora. Apasionado de los viajes, aprovechará la información que recoge por doquier para juntarlo con su portentosa imaginación. Pero para seguir trabajando con la serie que le ha llevado al éxito, El Pequeño Spirou, no le hace falta viajar, tan solo recuerda sus aventuras o las de su hija, Zoé.