Spirou y Spip

Spirou es el protagonista de la serie de aventuras, el buque insignia de la revista Spirou y de la editorial Dupuis, y todo un símbolo del cómic franco-belga. Creado para ser la mascota de la revista juvenil de Dupuis, Rob-Vel le dio vida y nombre, Spirou en wallon quiere decir ardilla, por ello su mejor amigo es una ardilla, Spip. De todos los personajes de la serie, es el que ha sufrido más cambios, a pesar de que siempre ha conservado, más o menos, el uniforme de botones que lo ha hecho famoso. Al principio era un joven botones con aventuras pequeñas, en las que cualquier joven pudiera verse en su lugar, pero con el paso del tiempo los autores lo convirtieron en reportero y le hicieron vivir aventuras que los lectores desearan vivir. De carácter más tranquilo y reflexivo, con Fantasio hacen la pareja perfecta de héroes, aportando al lector todo lo que desea de un cómic de aventuras.
Por su parte, el pequeño Spip, la ardilla, es de carácter más bien cínico y quejica, aunque también más realista. Exceptuando la etapa de Franquin, en la que el Marsupilami siempre salvaba a los héroes, Spip siempre ha actuado como el ángel de la guarda de sus amigos humanos, aunque en muchas ocasiones los salve a desgana con un «yo ya os lo decía».
Estos dos personajes, junto a Fantasio, son el eje vertebrador de todas las aventuras, en torno a los cuales giran la historia y los demás personajes.