Spirou y Fantasio en Nueva York

En la ajetreada Nueva York, la familia que controla la Cosa Nostra, los Cortizone, ha perdido la suerte que siempre los ha caracterizado. Su líder, Vito Cortizone, decide que si no se puede recuperar la suerte, la cazarán. Para ello organizan un concurso, en una de sus pizzas esconden una llave de una caja fuerte, quien la encuentra será llevado ante ellos y les devolverá la suerte. Por las casualidades del destino, los que encuentran la llave son Spirou y Fantasio, que están pasando una mala época, y no dudan en ir a buscar el premio... ¡Un millón de dólares! Lo que no saben es que la intención de Vito y sus secuaces es hacerlos entrar en la guerra que los tiene enfrentados a los mafiosos de China Town.


Primera aproximación de Spirou y Fantasio a Nueva York, a la que volverán en Luna Fatal, y primer encuentro con el villano creado por Tome y Janry, Vito Cortizone —una parodia de Vito Corleone—, un mafioso que ha perdido la suerte, y que jamás volverá a encontrarla, y al que tendrán que enfrentarse en numerosas ocasiones en el futuro.
En un alarde de técnica, los autores se van acercando poco a poco al thriller, siendo Spirou en Nueva York el primer álbum de la segunda etapa de Tome y Janry, ya que tras el descanso de La infancia de Spirou, parece que se replantearon sus gustos y fueron dejando de lado el género de las aventuras —como Aventura en Australia— para contar las historias que realmente les interesaban. Álbum número 39 publicado en 1987, Spirou en Nueva York aparece como la primera aventura auténticamente mafiosa de Spirou.