Rob-Vel

Robert Velter nació en París el 9 de febrero de 1909, hijo de padres loreneses amantes de Inglaterra, donde el pequeño Robert pasó su infancia. Se convirtió en un gran admirador de Charles Dickens, y David Coperfield será su primer modelo adolescente, el que recordará para crear Spirou.
De regreso en Francia, Velter, como buen hijo, acepta la decisión paterna: el joven hará una carrera naval. Empezó como un simple steward en el vapor Majestic, después conocerá el Francia, el Ile de France, el Lafayette, etcétera, etcétera. Cruzó el Atlántico en más de 300 travesías, observando detenidamente a marineros, funcionarios, empresarios, celebridades... y jóvenes botones yendo de un lado para otro. Su tiempo libre lo dedica a bocetos y caricaturas, una manera para expresar sus sensaciones. Tantos cruceros le permiten conocer a artistas. En marzo de 1934, el joven se encontró con el famoso caricaturista Martin Branner.
Martin Michaël Branner, es Bicot —Winnie en americano—, un joven ingenioso cuyas aventuras apasionan en ese momento a los pequeños franceses y americanos. La química entre los dos hombres es inmediata, Martin Branner lleva a Velter a Estados Unidos y contrata como su asistente.
Durante dos años, Rob-Vel, guiado por los valiosos consejos de Branner, se introdujo en los cómics. Se hizo cargo de caricaturas y busca su propio estilo. Después de este éxito del aprendizaje, es el momento para regresar a Francia.
En 1936 se convirtió en secretario de redacción de Journal Toto, donde se le confió el dibujo de su personaje principal, un joven mayordomo. Dos años más tarde Velter crearía a Spirou. El nombre fue creado el 21 de abril de 1938 para los primeros cómics belgas semanales. Rob-Vel esboza cantidades de aventuras, experimentando un éxito inmediato. El buen humor de Spirou y la fantasía de Spip, su fiel ardilla, atraerá a miles de adolescentes que devoraran las dieciséis páginas semanales del periódico, donde se dará la bienvenida a americanos ilustres como Dick Tracy, o Tex, el cowboy, entre otros.


Robert Velter da vida al personaje favorito del semanario Spirou, pero al mismo tiempo es conocido en París como Rob-Vel, el autor de Toto, personaje principal de la revista con el mismo nombre.
Él mismo afirmó: «Cuando el señor Dupuis me propuso crear un personaje en 1937, no dude en pensar en los botones que había garabateado durante veinte años». Spirou llevaba un uniforme rojo, el mismo de los botones a bordo del Ile de France. El 8 de junio de 1939, la ardilla Spip, fiel compañero de Spirou, aparece por primera vez, y sus primeras aventuras de Spirou fueron de carácter fresco e ingenuo.
Rob-Vel se hizo cargo del personaje hasta 1940 cuando fue detenido, siendo sustituido por Joseph Gillain, Jijé, y tras ser liberado compartió con él la realización del personaje, hasta que el dibujante francés vendió los derechos del personaje a la Editorial Dupuis.