Morvan

Nacido en Reims en noviembre de 1969, Jean-David Morvan rápidamente consagrará un culto a la literatura de ciencia ficción. En el esfuerzo de crear universos futuristas e innovadores, se inscribirá en la École Saint-Luc de Bruxelles, en 1989, y después en l'Academia de Bellas-Artes, con la esperanza de conseguir una formación de dibujante. Pero será en el guión donde encontrará su camino al colaborar con numerosos jóvenes dibujantes.
Su primer álbum fue Reflets perdus, en 1993, ilustrado por Sulvain Savoia y editado por Zenda. En 1994, publicará Horde con J. J. Whamo, y con Sylvain Savoia y Philippe Buchet, Nomad con cinco números en la editorial Glénat.
Combinando los pequeños trabajos con grandes y ambiciosas producciones, Morvan realiza Les Préhistos... tôt ou tard —con Ketchup en Art Scénic en 1997—, los dos volumenes de Bunker Baby Doll con F. Jarzaguet para Zenda en 1997 y 1998 —Coka y Le Serment d'Hypocrite—, La Quête des réponses —con Phlippe Buchet para Delcourt en 1998—, Tutti Frutti con Trantkat en Delcourt en 1999, A l'eau! con G. Matouba para Éditions le Cycliste en 2000, La Mandiguerre de S. Tamiazzo en Delcourt en 2001, Lord Clancharlie con Delestret, y un largo etcétera.


Sus principales series le convierten en uno de los guionistas más prolíficos del inicio del tercer milenio: Troll por O. G. Boiscommun a partir de 1996 para Delcourt —guiones escritos en colaboración con Sfar—, Sir Pyle por Munuera en las Ediciones Soleil desde 1999, la adaptación de Li-An de Cycle de Tschaï del escritor americano Jack Vance —para Delcourt depuis 2000—, Zorn et Dirna de B. Bessadi y V. Trannoy en las Éditions Soleil desde 2000, Sept secondes de G. Paret para Delcourt, Nävis con Munuera para Delcourt en 2004.
Su estilo hábil para la ciencia ficción clásica y la fantasía heroica, con personajes sorprendentes dotados de poderes mágicos, el ritmo intenso de sus peripecias y un humor alocado, hacen de Morvan uno de los guionistas más dinámicos de la actualidad.