Los ladrones del Marsupilami

Ya hace un tiempo que el Marsupilami vive en el zoo, pero no parece que sea muy feliz, carente de la energía con la que Spirou y Fantasio lo conocieron, estos dos deciden devolverlo a su selva natal. Pero cuando se deciden hacerlo, el director del zoo les notifica que el Marsupilami ha muerto, pero lo más grave es cuando descubren que alguien se ha llevado el cuerpo del pobre animalito, un ladrón que consigue huir del zoo gracias a su excelente forma física. Será entonces cuando nuestros héroes decidan  seguir la pista del ladrón del Marsupilami.


Publicado en 1954, Los ladrones del Marsupilami es el quinto álbum y la tercera aventura larga de la pareja de héroes, donde se puede ver como el éxito que obtuvo el personaje del Marsupilami, ya que una vez más el argumento gira en torno a él. Del mismo modo que el Marsupilami es uno de los protagonistas, a pesar de que no aparece en gran parte del àlbum, se ve la primera intervención del Conde de Champignac, y como este es la solución de los problemas de nuestros héroes, a pesar de que en muchas ocasiones será también el problema, como ya vimos en Hay un brujo en Champignac.
André Franquin sigue demostrando su talento tras los pinceles, estableciendo un argumento diferente, con un misterio y un suspense que tardará en repetirse, además de unos personajes dinámicos que harán que el lector siga la intriga de la historia. Sin olvidar episodios memorables como la aparición de los hermanos «Cam & Leon» y sus sorprendentes poderes mágicos, o las más que numerosas persecuciones, a las que el autor consigue darles un ritmo poco habitual en los cómics de la época.