Los silenciadores

Los silenciadores es la tercera y última entrega de Spirou realizada por Nic y Cauvin, y también es el desenlace para las historias iniciadas en El cinturón polar y La caja negra, cerrando la trilogía que gira en torno a los misterios que esconde la caja de los inventores.
En esta ocasión, Fantasio ha llevado a cabo otro de los inventos que se esconden dentro de la caja negra, un máquina de silencio. Este aparato cuando se activa no hace más que almacenar los sonidos y los ruidos que le rodean, sean lo que sean, para después poderlos emitir de golpe. Algo que si cae en malas manos podría ser una herramienta muy útil para ladrones o para llevar a cabo operaciones militares. Una vez más los malvados que los han perseguido durante las dos anteriores aventuras, siguen su pista para hacerse con este invento que les puede cambiar la vida.


Primero de todo decir que esta aventura no tiene nada que ver con Los piratas del silencio, aventura creada por Franquin años atrás. Por otro lado tenemos que mencionar una cosa, cuando has leído las tres aventuras de forma correlativa, descubres que las tres tienen la misma estructura: normalidad—nuevo invento—robo del invento—recuperación del invento, y cuando abres el álbum y lees unas pocas páginas no te sorprende nada de lo que sucede después. Pero si tenemos en cuenta el porqué de estas aventuras, aceptamos ciertas deficiencias, ya que son unos álbumes transitorios entre Fournier y Tome & Janry.