La guarida de la morena

Gracias al nuevo invento del Conde de Champignac, el X4, un extracto de champiñón que acelera y aumenta la capacidad cerebral, este podrá crear unos submarinos individuales para participar en el concurso que ha organizado el magnate Hamadryas, cuyo fin es explorar el fondo marino del Cabo Rosa y así poder descubrir que le pasó a uno de sus barcos, el Discreto, que se hundió misteriosamente en ese lugar. Como es de esperar, el invento del Conde triunfa, pero es que además sus competidores han sido boicoteados, a pesar de ello Spirou y Fantasio utilizarán el invento del Conde para descubrir que o quien se esconde tras el misterio del Discreto.


A pesar del contenido del libro, Franquin era completamente alérgico al agua de mar, pero un gran aficionado al mundo submarino y un gran admirador del famoso biólogo Jacques Costeau. Otra de las curiosidades de este álbum es que se descubre otra de las cualidades del Marsupilami, y es su condición anfibia y su capacidad para sumergirse centenares de metros sin sufrir ningún daño. Como siempre Franquin iba más allá, no podía quedarse con sus protagonistas habituales y crear a su entorno unos secundarios circunstanciales, no. Sino que sigue creando personajes que evolucionaran a lo largo del tiempo, como John Helena, que reaparecerá en Los hombres burbuja y en Virus, este ya en manos de Tome y Janry.