El Valle de los Proscritos

Tras desaparecer en un remolino de aguas turbulentas, todo el mundo da por muertos a Spirou y Fantasio. Pero la realidad es otra, ha pasado por una serie de canales subterráneos hasta llegar a un misterioso y extraño lugar. Aunque no lo crean, nuestros héroes sin quererlo han dado con lo que buscaban, el Valle de los Proscritos. Un lugar apartado del mundo donde siglos atrás, un malvado rey encerró a sus enemigos, que misteriosamente murieron, uno tras otro, hasta desaparecer. Lo que ya podría ser difícil de por sí, encontrarse en lugar desconocido y sin que nadie lo sepa, se empeora cuando Fantasio sufre una picadura de un mosquito, que lo enloquece hasta hacerle perder el juicio, obsesionándose con acabar con su mejor amigo, Spirou.


Tome y Janry nos traen el desenlace del díptico formado por este álbum y precedido por Con el agua al cuello, titulado El Valle de los Proscritos, en el que a pesar de ser una aventura divertida, se crea una clímax muy dramático generado, sobre todo, por la actitud que toma Fantasio en cuanto enloquece. Por otro lado, el lugar donde transcurre, el Valle de los Proscritos, permitió a los autores dar rienda suelta a su imaginación creando a los más peculiares seres para que poblaran ese extraño y misterioso lugar. Si ambos álbumes que forman el díptico formaran un solo álbum, sin duda alguna esta sería la mejor historia realizada por Tome y Janry, superando incluso a la pareja formada por El pasajero del tiempo y El despertar del Z.