El retorno de Z

Después de lo sucedido en Z como Zorglub, este ha quedado completamente vencido, y nuestros héroes regresan a Champignac, donde descubren que Jérome, el gendarme, no ha sido curado del lavado de cerebro que lo convirtió en Zorglhombre, y ha petrificado a todo el pueblo. Tras reestablecer el orden, Zorglub reaparece en Champignac sin ser identificado, hasta que el Marsupilami les muestra a todos quien es, y admite que no ha terminado aún su misión, y se fuga, pero tras él deja unos billetes, unos billetes palombianos. Este pequeño detalle indica a nuestros héroes que el malvado se encuentra en la última base Z, que se encuentra en Palombia. Sin dudarlo Spirou, Fantasio y el Conde no dudarán en desplazarse a Sudamérica para detener a este villano y a sus posibles cómplices.


Una vez más la brillantez de Franquin, ayudado por Greg y Jidéhem, realizará una obra maestra entrelazando muchos de los elementos conocidos del universo de Spirou en un argumento sorprendente, y que pondrá a cada personaje en su lugar. A pesar de que Zorglub se pretenda el mayor villano, siempre habrá uno peor, el peor enemigo de Spirou y Fantasio que se la tiene jugada desde que fueran a Palombia por primera vez.