Hay un brujo en Champiñac

Esta aventura empieza con Spirou y Fantasio preparando un viaje en bicicleta, y una de las paradas escogidas es Champignac, un pueblecito pequeño y tranquilo de la campiña, que recientemente ha instalado su primer semáforo. Pero cuando llegan nuestros amigos se encuentran con algo completamente distinto... Hay cerdos azules con manchas negras, vacas sanas que hoy no dan leche pero mañana sí, etcétera, etcétera. Tanto el alcalde de Champignac, como los otros vecinos del pueblo culpan a un gitano que acaba de llegar al pueblo, un brujo que destroza la tranquilidad de los champignacienses. Pero ¿será cierto que el gitano es un brujo? O esos extraños prodigios provienen de unas manos menos mágicas y más científicas.


Escrito por Henri Gillain —alias Jean Darc, hermano de Jijé— y dibujado por Franquin, publicado originalmente en 1950, entre los números 653 y 685 de la revista Spirou, y en formato álbum el 17 de noviembre de 1951, Il y a un sorcier à Champignac fue la primera aventura larga de Spirou y Fantasio, aunque su carácter episódico es claramente apreciable en las subtramas que se desarrollan a lo largo de sus sesenta y una páginas. Además de ser la primera gran aventura de nuestros héroes, Hay un brujo en Champiñac es muy importante por la introducción de personajes que a lo largo de los años se convertirían en habituales de las páginas de Spirou, el Conde de Champignac, el Alcalde de Champignac y su secretario, el señor Duplumier.
Seguramente, Hay un brujo en Champiñac no es la mejor aventura de la colección, pero sin duda alguna nadie le puede negar el título de ser la primera.