El Pequeño Spirou


Tras la realización del álbum La infancia de Spirou —o La única e increíble historia , más o menos cierta de la infancia de Spirou y otras sensacionales revelaciones— de Tome y Janry, estos dos autores vieron una realidad, y era que la juventud de Spirou, concretamente cuando era un niño, nunca fue contada, y decidieron realizar relatos cortos, en que un Spirou muy pequeño convivía con sus padres, su abuelo, sus amigos de la escuela, así como profesores, curas y demás gente habitual en un pequeño pueblo de origen franco-belga. A día de hoy ya se han publicado más de quince álbumes de El Pequeño Spirou, dando lugar a una colección única y completamente independiente de Las aventuras de Spirou y Fantasio.
Tal y como empiezan todos los álbums: «Antes existía el Gran Spirou. A partir de ahora, existirá el Pequeño Spirou. Entendámonos: Si bien el Pequeño es más pequeño que el Grande ( que es el más grande)... el Pequeño no es el hermano del Grande, no es sino el Grande cuando era pequeño. Pero atención: Simplificando, podría pensarse que el Grande es para lectores grandes, y el Pequeño para lectores pequeños... Sería demasiado simple. El Pequeño Spirou es para pequeños y grandes igual que el Grande... (que ha conquistado ya a tantos grandes y pequeños). ¿Me seguís? ¿No?». Con el habitual humor de las aventuras escritas y dibujadas por Tome y Janry, estos nos quieren decir que el pequeño Spirou está enfocado para los mayores de la casa, con un humor más atrevido y picante que el Spirou normal, aunque puede gustar también a los más pequeños de la casa.


El éxito de esta serie, que ha hecho que sus autores originales sigan siendo los mismos, reside en la originalidad y la frescura de un nuevo personaje, que nos recuerda al Spirou de siempre, pero que en realidad es completamente diferente. Este éxito también ha llevado a la realización de una serie de animación de televisión, pero esta si que se ha enfocado a los más pequeños de la casa, incluso se ha dado el visto bueno a la producción de una película con actores reales.


A pesar de ello, las aventuras del pequeño Spirou siguen siendo las vivencias de una grupo de pequeños gamberros que se divierten intentando ligar con la sexy profesora de matemáticas, mientras no hacen más que gastar bromas al «profe» de gimnasia, a la vez que esquivan los adoctrinamientos del cura del pueblo.